Escribe. Escribe, maldito.

(Por fin…) Método Snowflake X

In El Arte de Palabrear on agosto 25, 2007 at 7:24 pm

Efectivamente, amigos: si hemos ido siguiendo los pasos marcados desde el inicio por Randy Ingermanson en su Método Snowflake, tendremos definida a escala grande la arquitectura en la que se ha de basar nuestra novela. A partir de aquí, sólo queda un último paso: escribirla. Escribir nuestro borrador definitivo al hilo de la estructura en la que basaremos el desarrollo de los capítulos y escenas o episodios, parando puntualmente para ir retocando aquellas cosas que no acaben de cuadrar al hilo de lo que vayamos escribiendo (con el soporte que nos proporciona todas las notas previas sobre las que hemos comenzado a pensar la novela para darle concreción).

En este apartado, nuestra preocupación deja de ser la estructura a gran escala de la novela, para comenzar a tomar decisiones ‘operativas’ o lo que en argot empresarial o deportivo se llamarían decisiones ‘tacticas’: una vez todo el mundo tiene claro su papel y funciones, una vez cada elemento tiene su rol y su motivo en la estructura general, llega la hora de actuar y de tomar decisiones de forma individual que mantengan el funcionamiento del todo orgánico.

Por ejemplo, es el momento de decidir de dónde va a sacar Zacarías la pistola con la que asesinará a su compañero de facultad que le ha estado birlando la chica de sus sueños delante de sus  narices. Y cosas así. En otras palabras, ya hemos previsto que Zacarías asesina a su compañero. Ahora es tiempo de regodearnos en los detalles y en la lógica interna (o verosimilitud) de la historia.

Puede ser que en algún momento, seais testimonios de la intromisión de un nuevo personaje, o que surja una nueva vía en la trama que no había asomado en el diseño previo. Os recomiendo que toméis notas al respecto y hagáis una pausa en algún momento de la historia para determinar si es vital incluirlos en la novela. Y si es así, aprovechad la estructura que ya tenéis pre-establecida en los diferentes pasos que habéis ido siguiendo. Pero intendad que la historia siga su curso. No la detengáis. Pausas, sí. Pero en el camino.

Un aviso para navegantes (basado en la propia experiencia): ojo con las mutaciones incesantes y las innumerables nuevas vías que se puedan abrir para vuestra novela -os podéis encontrar como me ha pasado a mí: la novela inicial no tiene nada que ver con el esqueleto de la novela final. En tal caso, tendréis que plantearos si vuestra novela tal y como la habéis prepensado tiene consistencia o mejor pasamos a otra cosa (como en varias ocasiones he tenido que hacer yo). En todo caso, evitad sentir que habéis perdido el tiempo – todo y que la tentación de hacerlo es siempre poderosa…

He leído en algún lado una anécdota acerca del creador de Bugs Bunny y otros personajes de los Looney Tunes. Cuentan que la primera clase de dibujo que tomó fue un auténtico caos. El profesor llegó tarde, los alumnos estaban haciendo el gamberro y nadie estaba muy por la labor de lanzarse a dibujar. Cuando llegó el profesor, atabalado y ofuscado por su retraso, no hizo nada. Se quedó observando, en silencio a la clase, hasta que todos fueron quedando callados, sorprendidos por la aparente pasividad del profesor. Cuando todos comenzaron a prestar atención, el profesor simplemente les dijo: “¿Qué hacéis parados? Cada uno de vosotros tiene cientos de malos dibujos que sacar de ahí adentro. Así que ya podéis empezar.”

Si os encontráis que habeis escrito y preescrito vuestra novela mil veces, pensad que quizás aún os quedan mil malas historias que purgar de vuestros adentros hasta encontrar aquella que verdaderamente os haga seguir adelante como una flecha. Mientras tanto, paciencia.

Y esto es todo. Ya tenéis los diez pasos con los que poder realizar un diseño que evolucione desde una historia en quince palabras hasta una novela. A partir de aquí, es trabajo de todos y cada uno descubrir si este sistema os es de utilidad o no. Sacad vuestras propias conclusiones.

Las mías, os las cuento en un próximo post.

Un saludo, palabreros.

Powered by ScribeFire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: