Escribe. Escribe, maldito.

Método Snowflake VIII

In El Arte de Palabrear on agosto 19, 2007 at 10:26 am

Tras un largo tiempo sin publicar, y animado por las amables palabras de Maria, (y por algún que otro tirón de orejas por parte de alguno de vosotros más que justificado), he creído conveniente darle otra oportunidad al blog y retomarlo allá donde lo dejé.

Así, y dado que el blog quedó interruptus en medio de una serie en la que os explicaba los pormenores del Método Snowflake, creado por Randy Ingermanson, a quien podéis visitar en su página www.advancedfictionwriting.com, proseguiremos con el paso número 8 en la lista de diez que conforman el Método Snowflake.

Ya os avanzo que el último post de la serie será una reflexión acerca de mi propia experiencia con el mismo.

El paso número 8 en el Método Snowflake es ciertamente peliagudo, o así al menos nos advierte su autor. Se trata de hacer uso de una hoja de cálculo y, al hilo de la sinopsis de 4 páginas que hemos preparado con anterioridad, en el paso 6, tendremos que preparar una lista de las escenas en las que se desarrollaran los puntos principales de la novela.  Es decir, hacer una especie de lluvia de ideas al hilo de la sinopsis que hemos escrito y que es el derrotero mayor por el que irá nuestra novela, y desgajarlo en pequeños vericuetos y caminos que son los que construirán paso a paso lo que los ingleses llaman el ‘momentum’ de la novela. En una de las columnas de la hoja de cálculo, debemos visualizar desde que punto de vista (Point of View o POV en inglés) se narra la historia. En la otra columna, lo que ocurre en la escena en una única frase de una línea (para no complicar más las cosas, de momento). Podéis añadir tantas columnas como queráis (qué personajes intervienen, en que lugar, qué implicaciones tiene la escena en relación con la sinopsis, entre otras). También podéis añadir una columna en las que situar el capítulo al que pertenecerá la escena.

Randy cuenta que sus hojas de cálculo acaban con una lista de 100 escenas que él suele reescribir a medida que va escribiendo la novela, porque como ya he comentado anteriormente, una novela es dinámica y muta siempre de piel a cada nuevo paso que se da.

A pesar del retraso, ya sólo nos quedan dos últimos pasos para tener un buen esquema y unos buenos fundamentos para escribir nuestra novela. Si habéis estado siguiendo los pasos hasta aquí, veréis que de la nada hemos pre-pensado una novela, y aunque este trabajo no sea la novela en sí, ya tenemos una base sólida sobre la que comenzar a trabajar.

Espero que os haya servido. Si tenéis alguna duda, ya sabéis. Hacédmela llegar al mail del blog, palabrerias@gmail.com.

Alex

Powered by ScribeFire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: