Escribe. Escribe, maldito.

Narrar: ¿un arte sin sentido práctico?

In En el Ágora on octubre 21, 2006 at 7:36 pm

Ya, ya. Los que escribimos o leemos tenemos claro que narrar es un arte con sentido práctico. Pero ¿qué hay de la extendida creencia que la narrativa, y por extensión, escribir, contar, publicar, y demás, es para mentes que están alejadas de la realidad de ganarse el pan y unos dinerillos -es decir, para unos pocos vividores bohemios que se lo pueden permitir?

Ahí os dejo una pequeña perla para vuestra reflexión: Tom Peters, gurú empresarial que apuesta casi a lo kamikaze por la creatividad y por la innovación, recomienda a todo empresario que se precie de querer ser un buen comunicador que se aliste en un curso de narrativa. Liderar es saber contar historias que consigan implicar y emocionar a otros, dice.

Así, ¿narrar es un arte sin sentido práctico?

Cuando los empresarios y directivos necesitan del arte de contar para ejercer con mayor prestancia su liderazgo, es que el rio suena.

¿No es así, palabreros? Haced vuestras reflexiones. A ver si ponemos el arte de contar en su sitio.

Un saludo.

Anuncios
  1. EL LIBRO, ESE INSTRUMENTO MÁGICO

    En 1979, un ciego visionario entregado a la vocación de escribir llamado Jorge Luis Borges, fue invitado por la Universidad de Belgrano (Buenos Aires, Argentina) para impartir cinco clases magistrales sobre temas con los cuales le había consustanciado el tiempo. Una de ellas, inevitablemente, versaba sobre El libro. Ese instrumento sin el cual dijo: “no puedo imaginar mi vida, y que no es menos íntimo para mí que las manos o que los ojos”.

    Cuando la inusual imaginación del escritor argentino acometió la tarea de describir que era para él un libro, afirmó:

    “De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación”.

    El libro, para este escritor agraciado de una vasta memoria, espléndida imaginación y grandísima erudición; se convierte así en misterio y tangibilidad. En el libro se encuentra el sueño despierto del más sensible ingenio y de una patente realidad. En sus páginas, el libro acoge insólitos o verídicos sueños paralelos que no se yuxtaponen, sino que vienen a constituir una especie de piel oculta en la que ahondar: la condición humana.

    Que gran maestro y que grandísima capacidad de expresar maravillosamente bien las sensaciones que muchos tenemos al gozar de un libro.

    Feliz cumpleaños Alex! Espero que te haya gustado.

  2. […] Narrar: ¿un arte sin sentido práctico? […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: