Escribe. Escribe, maldito.

Recogimiento

In Micropalabreos on octubre 3, 2006 at 12:00 am

La lluvia nos mantiene recogidos, recluidos tras palabras que cada cual cruza en cuadernos secretos. Desconozco que guarda tu mirada reposada. Pero conozco muy bien lo que pugna por escapar de la mía. Esa inquietud. Ese sinvivir al que nunca he sabido dar nombre.
Te miro, pero estás muy concentrada, completa en tí.

No es necesario que te preocupe. No es necesario rasgar el momento. Mejor no molestar tu tarde de paz, y dejar hacer a mis silencios canallas. En tardes como ésta, me gusta asesinarlos en el papel. Es mejor así, créeme.
En el balcón, un pajaro desafía irrespetuoso las abúlicas lágrimas de otra tarde de domingo.

Recuerdo que una vez leí, en algún lado, que lo único que merece la pena admirar en esta vida es a aquel que camina dejándose la piel a cada paso.

Y descubro que quiero ser pájaro, y quiero ser lluvia, y quiero ser ese cuadro que ahora mis dedos dibujan, y quiero ser la tranquilidad desde donde lo miro, para poder reconstruirlo, aquí, contigo.

En ese momento, una mirada tuya basta para detener el tiempo. Es la belleza, que haces tuya, usurpando con los ojos del que mira el cuadro creado por esta tarde y su pájaro y la lluvia, y mis palabras, en tu estar ausente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: