Escribe. Escribe, maldito.

Semana de los Libros Censurados

In Algunos Vericuetos Personales on septiembre 29, 2006 at 8:09 pm

Leo que la ALA (Association Library of America) celebra esta última semana de septiembre la BBB (Banned Book Week) o Semana de Libros Censurados. La inciativa trata de luchar contra las restricciones impuestas contra la libertad intelectual y artística, algo que parece intrínseco a la cultura de la doble moral de los yuesei, de la que no vamos a hablar aquí.

Porque no todos los diablos corretean por Arkansas y Washington, me temo… Y es que a raíz de la noticia que leo aquí, y tras visitar la página de la ALA  http://www.ala.org/ala/oif/bannedbooksweek/bannedbooksweek.htm, me viene a la cabeza el episodio de hace unos años con el libro Todas Putas, de Hernan Migoya. O el reciente caso de censura al crítico Ignacio Echevarría en el diario El País.

Y es que el ámbito de lo políticamente correcto, o de lo políticamente partidista cuando interesa, diría yo, se extiende con la misma celeridad que un cáncer en un tejido joven. Es injusto que un escritor sea juzgado por pasajes de su libro en que sus personajes hablan, opinan, viven y actúan de acuerdo a sus propias normas (cada vez más, me temo, que el autor poco puede hacer al final por controlar a sus personajes, ya que estos están demasiado sedientos de vida como para dejar que un mindundi les coarte una vez les ha dado voz -sería interesante a este respecto estudiar la evolución de la relación Autor-Personaje desde Niebla de Unamuno a la narrativa de principio de este siglo), que pocas veces tienen que ver con la perspectiva vital que pueda tener el autor de carne y hueso que bebe cerveza, come hamburguesas, padece insomnio y opina que la política cada vez está más lejos de los ciudadanos, y que los ciudadanos cada vez creemos menos en la política.

Ese autor, digo, es diferente al personaje o al texto. Luego el criterio para criticar un libro, o un escrito debiera ser exclusivamente literario. En términos de gusto estético si se quiere. Argumentando que el libro es un chasco porque la borrachera de desprecios, lenguaje soez y/o situaciones de vulgaridad manida se hacen insoportables para su lectura. Pero no porque adhiramos lo que el libro dice con lo que el autor piense.

Es por ello que censurar un libro o cualquier obra creativa en general, en una sociedad que se jacta de libre y tolerante no puede sino provocar un cierto regusto amargo, cuando no una rabieta apologética contra los maquiavelos socio-políticos que no dudan en usar la voz de los escritores para verbalizar sus teorías y llegado el caso, sacralizarlas, corrección y asepsia expresiva mediante, para luego demonizar a aquel escritor cuya voz narrativa dibuje lienzos que no van con el paisaje politico-correcto del momento.

El problema es que, me temo, muchas veces son los mismos escritores quienes se prestan a tal connivencia, con silencios algo más que complices. ¿Para qué? Ah, el precio de la fama es a veces tan asequible… Sólo requiere unos pocos sacrificios. (A buen entendedor…)

Y así, nos encontramos en una situación en que la textura creativa en nuestro país es rica, aparentemente libre, pero de repente se producen espantás como las que he referenciado, y que aunque pensemos que ésto sólo pasa en los EEUU, también aquí hacemos nuestros pinitos con la censura de marras.

En ese momento, por eso, sí que sale todo el mundo a llenarse la boca con lo de la libertad de expresión, y demás bandurrias. Lo que me plantea: ¿Sólo los yankis ejercitan la doble moral?

Cuestion de vigas ajenas y pajas en ojos propios.

Por cierto, respecto a la Banned Book Week -un par de ironías.

1) Google apoya y colabora en la BBB, cosa que contrasta su actitud sumisa ante la censura impuesta por el gobierno chino para poder operar en el país oriental (no discuto si es correcto o no, me llama la atención, simplemente, aunque creo que Google en el fondo sabe lo que se hace -narices, mi cuenta es de gmail, utilizo el google reader, el google notebook, y el google en aceite, así que…)

2) Veo que entre los 100 libros censurados entre el 1990 y el 1999 figura el American Psycho, de Bret Easton Ellis. ¿Alguien podría decirme por qué? Por mucho que pienso en ello, no acabo de encontrar un motivo… (LOL)

Un saludo, palabreros 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: