Escribe. Escribe, maldito.

¿Bloqueado?

In El Arte de Palabrear on septiembre 25, 2006 at 12:00 am

Nada, no hay manera, ¿verdad?

No consigues disparar todo lo que tienes en la cabeza…

El blanco del papel te puede…

Las palabras se embarullan y se colapsan en un efecto embudo…

Vaya, que estás por dejarlo…

Uno de los motivos que conducen al bloqueo del escritor es el querer escribir teniendo la parte creativa y la parte crítica muy pendientes la una de la otra. Por algún motivo, (que me temo tenga mucho que ver con no otra cosa que la manera como nos han educado a escribir desde pequeños, o, lo diré de un modo más amplio, por causa de la manera en que nos han enseñado a coartar y poner vallas a la creatividad a través del sistema educativo tradicional) escribimos creando y a la vez controlando todo aquello que sale de nuestra cabeza como inspiración.

Está claro que no todas las ideas son buenas, nunca. Pero es mejor tener ideas, que no tenerlas. Es preferible tener muchas, para poder cribar, a tener pocas, y poco robustas.

Para ello, lo ideal sería crear sin coartar, para luego, en una fase ulterior (pero que muy-muy ulterior) introducir el elemento crítico, llamado revisión, depuración, lo que sea a posteriori, en una segunda fase, llamada reescritura (complementaria a una primera fase, pero nunca más importante que ésta, ya que si no tenemos nada que crear, no tenemos nada que revisar, y así….). Es decir, uno debiera poder escribir de manera libre, escribir de forma absurda si se me permite, en una primera fase de escritura. Y dejar la parte crítica, la parte que juzga lo creado, la parte en la que nos volvemos censores de nosotros mismos, para una segunda fase, alejada en el tiempo, de esta primera fase de la que hablo.

Ah, Álex, parece muy fácil eso que dices… ¿Pero cómo se hace?

De muchas maneras, que os iré referenciando en este blog, podemos luchar contra ese fantasma tan temido que es el bloqueo del escritor.

En este post, os hablaré de un pequeño truco, muy efectivo, a la vez que sorprendente:

Se trata de escribir con la pantalla apagada.

Me explico: el mayor error que podemos cometer al comenzar a escribir es volver una y otra vez a corregir lo que sea que nos tenga en marcha. La creatividad es caprichosa y tiene sus propios vericuetos por los que escapa. Si, a sabiendas de esto, nos dedicamos a despistar nuestra atención corrigiendo unas menudencias por aquí y por allá en el camino, seguro que acabaremos perdiéndole la pista al hilo del momento, y, voilà, el dichoso bloqueo aparecerá.

Y es que hay tantas cosas que ir corrigiendo a medida que se escribe…

  • Que si esta frase no me acaba de convencer…
  • Que si este punto debiera ser punto y coma, o coma, o dos puntos.
  • Que si aquí esta linea de diálogo parece floja
  • Que si aquí no sienta bien la narración descriptiva, por que hace el texto empalagoso, vamos a darle al delete y nos inventamos un párrafo repleto de acción, por decir algo

Y así hasta que nos encontramos en el punto crucial en que nos preguntamos: ¿por dónde iba?

Entonces, zas, ya es tarde. La tentación de dejar de escribir es demasiado grande, o la mente está lo suficientemente en blanco como para no seguir haciéndolo.

Os recomiendo este ejercicio:

  1. Apagad la pantalla.
  2. Comenzad a escribir. Si quereis, os recomiendo lo hagáis al hilo de unas lineas generales previas (unas pautas acerca de lo que queréis escribir, genéricas, amplias, que os den juego)
  3. No pareis, no queráis corregir. Escribid de un tirón durante 5, 15, 30 minutos. No os importe si hay faltas de ortografía, si una frase parece floja. No es el momento de determinarlo. Escribid y no os detengáis.
  4. Repetid la sesión de escritura al vuelo las veces que queráis mientras la cabeza y el cuerpo aguanten.
  5. Deteneos y respirar. Preparaos un café (un té, una cerveza, un vaso de agua…). Encended la pantalla.
  6. Guardar el documento.
  7. Dejadlo reposar.
  8. ¡Ni se os ocurra comenzar a revisar lo escrito, todavía, leñe! (Si no os conociera…)

Pero entonces… ¿cuando se reescribe? Mi respuesta es: ¿hay prisa? Cuantas más ideas lancemos por medio de éste método a nuestros textos, más posibilidades alcanzará el resultado final. La cuestión es abrir el abanico lo suficiente como para recortar en el momento en que la idea se haya ido concretando, poco a poco, por medio de estas primeras sesiones de escritura automática. En ese momento en que lo que queramos escribir ya tenga cuerpo, podemos comenzar a escribir guiados por la comodidad que provoca la certidumbre de saber acerca de lo que escribimos. Pero esto ya es arena de otro post-al.

Y es que a escribir se aprende, eso, escribiendo. Y las ideas surgen, así, generándolas en libertad. Y el sentido a veces, surge de una infinidad de sinsentidos concatenados. Y este ejercicio es una herramienta inmejorable para ello.

Así, en el arte de escribir, que, como os he dicho alguna que otra vez, no es otra cosa que juego, uno crea jugando todo lo posible, sin poner radares en las autopistas (LOL), sin poner vallas al campo, y sin tener a un hemisferio cerebral demasiado pendiente del otro, que para censurarnos ya habrá tiempo, en esa segunda fase llamada reescritura, de la que también iremos hablando a lo largo del blog.

Probadlo, palabreros, y me contáis el resultado.

Un saludo.

Anuncios
  1. […] Recordaréis que os hablé de una manera de superar el bloqueo por medio de la escritura automática con la pantalla apagada. Esa es una buena manera de escribir a machetazos, quizás la más extrema. Pero para escribir abriendo camino, sólo hay una forma. Tener claro que la escritura consiste en dos fases básicas y que, sobre todo al principio, nunca deben ir unidas: la escritura y la reescritura. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: